Pintalabios, faldas y rascacielos para una gran crisis

Son muchos los indicadores que expertos y organismos de toda clase y condición utilizan para analizar la situación económica o hacer predicciones sobre ella. Si nos preguntan cuáles conocemos, seguro que la mayoría coincidiríamos en nombrar, por ejemplo, las horas semanales de trabajo, los índices de producción, la tasa de paro, el IPC o la inflación. Sin embargo, este tipo de indicadores no son los únicos que existen. Hoy en Passim queremos presentar algunos diferentes, que seguro les van a sorprender.


Empezamos por el conocido como Índice de la barra de labios. En efecto, el comúnmente llamado pintalabios puede ser un instrumento infalible de predicción económica. Desde que, tras los ataques terroristas de septiembre de 2001 en Nueva York, el empresario de productos cosméticos Leonard Lauder descubriera que se acercaba una crisis económica al comprobar que se estaba produciendo un gran aumento de las ventas en su gama de barras de labios, se ha construido una interesante teoría según la cual, aunque en tiempos de crisis los ciudadanos no están dispuestos a gastar tanto dinero en bonitos vestidos o elegantes trajes, no renuncian a buscar un sustitutivo que les ayude estar guapas y guapos. Sin ir más lejos, desde 2008 se ha producido un gran aumento de las ventas de este producto.

Otro índice interesante, y de los más antiguos, es el que centra su atención en el largo de la falda. George Taylor no fue el primer hombre el fijarse en una falda, pero sí el primero en relacionar su largura con la situación económica. Así, este economista creó el llamado Índice Hemline, que viene a mostrarnos que cuanto más cortas son las faldas, mejor irá la economía. Años después, Smith Barney perfeccionó la teoría para adaptarla al mercado bursátil. ¿Será cierta esta teoría? Pueden echar un vistazo aquí o aquí para, atendiendo al hemline, intentar saber cómo van a ir las cosas.

Por último, no queremos dejar de mencionar el Índice Skycraper. Hay estudios que intentaron demostrar la existencia de una relación directa entre la construcción de edificios y su altura y los periodos de expansión y contracción económica. Su padrino, Andrew Lawrence, sostiene que la inversión en rascacielos sube cuando estamos a las puertas de un periodo de recesión. Les invitamos a mirar una lista de los edificios más altos del mundo y sacar sus propias conclusiones. Eso sí, avisamos de que algunas investigaciones recientes en la materia han concluido que aunque los edificios de altura extrema han sido construidos en periodos de rápido crecimiento, su altura no está relacionada con periodos de recesión.

Pintalabios, faldas y rascacielos como instrumentos para analizar o predecir depresiones económicas. ¿Conocen algún otro indicador basado en elementos curiosos? Si es así, les invitamos a compartirlos aquí.

 

Escrito por Equipo Passim

Etiquetas: ,