Postureo en el Califato: El Estado Islámico y su propaganda online

A ellos también les gustan los atardeceres y el té, son muy aficionados a los selfies, y están enganchados a Instagram. Pero no, no estamos hablando de hipsters, sino de… terroristas islámicos.

1

La presencia cada vez mayor de combatientes occidentales entre las filas de ISIS ―o Estado Islámico, según su denominación más reciente― está revolucionando las técnicas de comunicación y propaganda del grupo terrorista. Twitter, Facebook y demás redes sociales se han convertido en algunas de las armas más poderosas con las que cuenta la organización, y gracias a ellas su impacto mediático no ha dejado de aumentar en los últimos meses. Sus integrantes han diseñado apps para lograr multiplicar la difusión de sus tuits, han manipulado algunos de los hashtags relacionados con el Mundial de Fútbol para lograr que junto a #WorldCup2014, #Neymar o #Brazil apareciesen banderas de ISIS, e incluso han organizado una campaña en la que cientos de sus seguidores de todo el mundo se fotografiaron con carteles de apoyo en algunos de los monumentos más conocidos del mundo, desde la Torre Eiffel hasta el Coliseo de Roma.

2

Pero, más allá de las novedosas técnicas de gestión de sus redes sociales, lo verdaderamente curioso es la adaptación de los contenidos y los mensajes a este tipo de medios. Aunque las ideas siguen siendo las mismas, el lenguaje de la nueva generación ha cambiado y sus referentes y sus gustos también.

¿Y qué es lo que más pasiones levanta en Internet?, se preguntaron los terroristas. Pues los gatitos.

Y así nació una de las campañas más tiernamente macabras de ISIS. Bajo el hashtag #CatsOfJihad los combatientes subieron a las redes sociales fotografías de sus mascotas junto a rifles, pistolas o incluso granadas, afirmando que compartían con ellos su afición por asesinar infieles.

4 (Copy)

Otra de los ejemplos más significativos son los memes yihadistas. Estas viñetas humorísticas constituyen una de las formas de expresión más características de internet, y los militantes occidentales de ISIS, acostumbrados a usarlos para hablar de cualquier tema, no han perdido la oportunidad de emplearlos para criticar a Estados Unidos o para apoyar la ofensiva terrorista sobre Irak.

5

Sin embargo, los militantes de ISIS han llegado a la conclusión de que los argumentos teológicos y morales ya no son suficientes por sí solos para movilizar a sus simpatizantes. Y es que la visión del yihadista como una persona que hace grandes sacrificios, se refugia en las montañas de Pakistán y vive ajena al mundo que le rodea ya no es atractiva en un mundo conectado de manera permanente. Mucho menos para los jóvenes occidentales. Ahora tratan de transmitir una concepción diferente del yihadista. La vida del nuevo yihadista está llena de adrenalina: se dedica a matar a los enemigos del califato y a saquear sus propiedades, tiene a su disposición decenas de armas y coches, e incluso, puede disfrutar de la misma comida de la que disfrutaba en Europa. En definitiva, una vida más propia de un personaje de un videojuego de gangsters que de un terrorista al uso.

5 (Copy)

Pero no todo es acción en la vida del nuevo yihadista, también hay tiempo para actividades más tranquilas, como hacer cupcakes. Así lo deja de manifiesto una nueva moda entre los simpatizantes de los terroristas de ISIS, que muestran en las redes sociales sus últimas creaciones reposteras: pasteles adornados con coranes en miniatura, balas auténticas o banderas de la organización.

33

Sin embargo, ISIS no quiere limitarse únicamente a las redes sociales, sino que pretende imitar la estrategia de comunicación de un Estado normal y, de hecho, ya lo ha conseguido en muchos aspectos. Además de profesionales del diseño gráfico y el cine, la organización terrorista ya dispone de cámaras de alta definición, grúas para el rodaje e incluso drones para hacer planos aéreos. La profesionalidad de sus vídeos es tal que un experto en fotografía llegó a afirmar que muchos de sus planos se asemejan a los de películas de Hollywood.

9

Tampoco el Estado Islámico se queda atrás en prensa escrita y ya publica su propia revista, Dabiq, e incluso coloca banners en páginas web para que aumente su difusión.

10

Además ya existe merchandisingde ISIS: camisetas con la bandera negra, sudaderas de muyahidín e, incluso, muñecos y juguetes para niños. Todo son facilidades, pueden comprarse a través de Internet en la tienda de regalos del califato.

11

Sin embargo, más allá de lo anecdótico y de lo rocambolesca que pueda parecer su actividad en la red, no debemos olvidar cuáles son los objetivos del Estado Islámico, pues ellos lo tienen muy presente. Como si se tratara de una empresa occidental, ISIS publica un informe anual en el que, en vez de hablar de las ventas o del beneficio del ejercicio, hablan de los resultados de su actividad terrorista. Así, en el informe de 2013, ISIS enumera el número y el tipo de atentados cometidos: 537 coches bomba, 160 atentados suicidas, 4465 bombas en la carretera, 336 ataques armados, 1083 asesinatos con armas con silenciador o armas blancas, 607 ataques con morteros, 1015 casas y templos quemados o volados por los aires, 1047 muertos por un francotirador, 8 ciudades ocupadas y libradas de infieles, más de 100 chiíes expulsados, más de 100 prisioneros liberados…

12

Y es que a pesar de que ahora se camufle en forma de selfie, de una inocente foto de un gatito o de una camiseta, sigue siendo lo mismo. Aunque los yihadistas adopten un lenguaje occidental, sigan las mismas modas de Occidente y empleen sus mismas herramientas, detrás de todo ello se esconde una ideología macabra y sanguinaria que pretende pasar a cuchillo a todo aquel que no comparta su mismo credo, y por el momento, lo está consiguiendo.

David Barrancos. Analista internacional e investigador del think tank dedicado a la ciberseguridad THIBER. Autor de Los Community Managers del terror: la propaganda online de ISIS y su ofensiva sobre Irak publicado en el Instituto Español de Estudios Estratégicos.

 

Escrito por Firmas Invitadas

Etiquetas: , , , , , , , , , ,
UA-53160144-1